Después de Frankfurt me tomé unas semanas de descanso antes de empezar con los entrenamientos para Kona.
 Las primeras semanas suaves las hice en Vitoria-Gasteiz y el 11 de agosto marchamos a Club Santa Rosa en Lanzarote. En los 26 días que estuvimos en la isla empecé a ponerme en forma, con trabajo menos específico del que vendría después pero con días de calor y viento en Lanzarote que me sirvieron para conseguir un buen punto de aclimatación a estas condiciones.
La última semana en Lanzarote ya si empecé con el bloque más específico, una transición con ritmos de Ironman y probando cosas nuevas respecto a la hidratación y sobre todo nutrición en carrera. Ya el fin de semana una salida larga en bici de 4h30′ y un entreno de carrera a pie duro con mucho calor también a ritmos de Ironman (4’00”-3’50”) rozando las dos horas pusieron la guinda a nuestra estancia en Club Santa Rosa.
A la vuelta a Vitoria-Gasteiz seguí trabajando en la misma línea con suerte, para mi, de que el tiempo era caluroso esos días. Aproveché la marcha cicloturista la BLAN para hacer un buen entreno en bici de 150kms. seguido el domingo con una tirada larga de carrera a pie.
El domingo las sensaciones ya fueron muy malas, pensándolo a posteriori fue una estupidez salir a entrenar, me encontraba muy cansado y con dolores musculares varios (espalda, cadera y piernas sobre todo) pensé que tan sólo era fatiga acumulada y que con un poco de descanso en los próximos días se me pasaría pero ya el domingo por la tarde estuve con fiebre y mucho malestar, el lunes empecé con molestias al orinar y la fiebre seguía así que acudí al médico esa misma tarde. El diagnóstico, infección de orina, el tratamiento una semana con antibióticos y reposo. Por suerte el antibiótico pronto hizo efecto y enseguida empecé a recuperarme. Estuve dos días parado y al tercero ya pude trotar un poco, para el fin de semana aumenté un poco el tiempo e intensidad del entreno y me encontré ya muy bien. Si la infección remite, cosa que veremos en el próximo urocultivo todo quedará en un susto y unos días de reposo que seguramente me hayan hecho más bien que mal. Lo peor han sido los 9 días perdidos de natación, no voy sobrado en el agua, pero espero no tardar en recuperar sensaciones y seguir nadando al ritmo que tenía últimamente.
Foto: www.fotorunnners.es

Foto: www.fotorunnners.es

Ya estoy con los preparativos antes de emprender viaje a Hawai, dando los últimos retoques a la bici, cambiando desarrollos y ultimando detalles como las cubiertas y ruedas que finalmente usaré en Kona. También he pasado por fitgüne esta semana para asegurar que todas las medidas de la bici están correctas, tan sólo hubo que subir un poco el sillín (detalles de mi bici para Kona aquí).
Empiezo a hacer maletas y poner la vista definitivamente en Kona, con la moral y las fuerzas renovadas tras unos días de incertidumbre.